miércoles, 25 de marzo de 2020

WALTER REUTER O LA SONRISA DE UN PUEBLO EN LUCHA


El pasado 20 de marzo se cumplió el 15 aniversario del fallecimiento del fotógrafo Walter Reuter en Cuernavaca, México, país que le acogió en su exilio definitivo en 1942.

Walter cubrió la guerra de España en su totalidad. Desde los turbulentos inicios de julio del 36 en Málaga, ciudad donde se había establecido, hasta los tristes días de enero del 39, ya camino de la frontera francesa, no hubo acontecimiento que Walter no captara con su cámara. Como legado un archivo perdido durante décadas, que aún hoy se está recomponiendo. Miles de imágenes que conforman un fresco vivo de un pueblo en resistencia.

Walter Reuter es conocido como el fotógrafo de la esperanza. Captó como ningún otro testigo la humanidad dentro de la locura de la guerra, la ilusión y la dignidad en los rostros del obrero, el miliciano, el artista, la niña, la intelectual...

Walter nos ofrece el poder de la sonrisa.  


Miliciano de las Juventudes Socialistas Unificadas en una barricada, durante de defensa de Madrid. Walter Reuter, noviembre-diciembre de 1936. CDMH, Ministerio de Cultura.


Tripulantes del crucero Libertad. Walter Reuter, 1937. BNE.


Miliciano en una trinchera del sector Usera, durante la defensa de Madrid. Walter Reuter, noviembre de 1936. BNE.


Batalla de Teruel. Fuerzas relevadas de la 11 División después de 20 días de ofensiva y contraofensiva muy dura, 23 días de frío intensísimo. Walter Reuter, 31 de diciembre de 1937. BNE.


Enlace motorizado de las Brigadas Internacionales. Walter Reuter, 1937. BNE.


Soldado de la Defensa Especial Contra Aeronaves (DECA) en Barcelona. Walter Reuter, verano de 1938. BNE.


Reparto de los paquetes de ayuda Standard en Barcelona. Walter Reuter, 1938. BNE.


Soldados del Ejército Popular de la República. Walter Reuter, 1938. BNE.


Muchachas de la Unión de Mujeres Españolas (UME). Walter Reuter, 1938. BNE.


Trini (Trinidad Torijos, dcha.) y Josefina (Josefina López, izq.), dirigentes de la Unión de Mujeres Españolas (UME). Walter Reuter, 1938. BNE.


Tanquistas en la batalla del Segre, Lérida. Walter Reuter, 1938. BNE.


El cabo Celestino García Moreno, uno de los últimos héroes del Ejército Popular de la República. Walter Reuter, 16-18 de enero de 1939. BNE.


Los pintores José Bardasano y Juana Francisca en Valencia. Walter Reuter, 1937. BNE.


Niño en las Colonia Escolares de Valencia. Walter Reuter, verano de 1937. BNE.


Niñas asomándose a la ventanilla de un coche. Walter Reuter, verano de 1937. Fondo GFZ.


Manuel Altolaguirre y Mª Teresa León a la salida de la sesión inaugural del II Congreso de escritores para la Defensa de la Cultura, en Valencia. Walter Reuter, julio de 1937. Fondo GFZ.


Milicianos de guardia en Madrid. Walter Reuter, 1937.  Fondo GFZ.


Obreros en Madrid. Walter Reuter, 1936. Fondo GFZ.


Obrera en fábrica, Madrid. Walter Reuter, 1936. Fondo GFZ.


Trabajo voluntario de ropa para los milicianos en Madrid. Walter Reuter, 1936. Fondo GFZ.


Tambor del Casal Trifón Medrano, de las JSU, en un desfile del reclutamiento de las Divisiones de Choque en Barcelona. Walter Reuter, marzo de 1938. Fondo GFZ.


Soldado del Ejército Popular de la República durante un descanso del II Congreso de escritores para la Defensa de la Cultura, en el patio del Auditorio de la Residencia de Estudiantes, Madrid. Walter Reuter, julio de 1937. Fondo GFZ.


Marinero de Torpederas en la despedida de las Brigadas Internacionales en Barcelona. Walter Reuter, 28 de octubre de 1938. Fondo GFZ.


Despedida de las Brigadas Internacionales en Barcelona. Walter Reuter, 28 de octubre de 1938. Fondo GFZ.


Milicianos en Madrid. Walter Reuter, finales de 1936. Fondo GFZ.


Dolores Rivas Cherif, mujer del Presidente Manuel Azaña,  y el niño "Chencho" en una visita a la Colonia Sueca de Teiá, Barcelona. Walter Reuter, 1938. Fondo GFZ.


Brigadista internacional en Madrid. Walter Reuter, finales de 1936. Fondo GFZ.


Miliciano en los alrededores de Villanueva del Pardillo, Madrid. Walter Reuter, finales de 1936. Fondo GFZ.


Mujer en una fábrica de granadas de mano, cercana a Sabadell, Barcelona. Walter Reuter, marzo-abril de 1938. Fondo GFZ.



Milicianas de la 37 Brigada Mixta en el Palacio de El Pardo, Madrid. Walter Reuter, enero de 1937. Fondo GFZ.








viernes, 28 de febrero de 2020

LA PASIÓN DE JOHN SINGER SARGENT POR LOS JARDINES


Las imágenes de esta entrada están extraídas de internet de páginas con obra del pintor John Singer Sargent.

Ya presentamos al extraordinario pintor John Singer Sargent (1856-1925) en este blog en una entrada dónde repasábamos las fotografías que compraba en sus viajes y que, al morir, se depositaron en el Victoria & Albert Museum de Londres.



El pintor John Singer Sargent, 1903.

Como curiosidad y por su alto valor documental y gráfico vamos a repasar la obra pictórica que hizo en los Jardines de La Granja. Porque Singer Sargent era un apasionado de los jardines, referente temático en su dilatada obra. Por lo tanto, también visitó los Jardines de La Granja, aunque no sabemos con precisión en qué momento.

Debió ser, al menos una visita, en torno a 1912. Y nos dejó un mínimo de tres obras donde vemos su técnica impresionista acentuada con los años y que nos recuerda al pintor Sorolla.

Esfinges en la explanada del palacio. John Singer Sargent. Hacia 1902.

Parterre de la Fama. John Singer Sargent. Hacia 1902.

Fuente de los Jardines. John Singer Sargent. Hacia 1912.

EL PARQUE DE LA PLAZA DE LA MERCED


Las fotografías que ilustran esta entrada pertenecen al archivo de Arqueología de Imágenes, que permite su uso para fines exclusivamente educativos y culturales.


El parque público de la Plaza de la Merced fue el primero de este tipo dentro de los muros de la ciudad y su diseño y construcción data del siglo XIX.

Con el paso de los años se convirtió en lugar de paseo y descanso para los segovianos, sobre todo menudos, que hacían de sus paseos escenarios de sus juegos.

Un fotógrafo anónimo, con vivienda cercana a la plaza y cámara fotográfica, retrató a sus hijos y a su cuidadora en los primeros años del siglo XX. Estas fotos, en principio familiares, se convierten, cien años después, en documentos gráficos de interés.


Cuidadora con carrito de bebé. Plaza de la Merced. Fotógrafo desconocido, hacia 1905. Archivo Arqueología de Imágenes.

Niño en el parque. Plaza de la Merced. Fotógrafo desconocido, hacia 1905. Archivo Arqueología de Imágenes.

Niño con carro de juguete. Plaza de la Merced. Fotógrafo desconocido, hacia 1905. Archivo Arqueología de Imágenes.

jueves, 30 de enero de 2020

1995-2020 TIEMPO DE RECUERDOS CUMPLE 25 AÑOS


El tiempo pasa de forma inexorable. Y así, casi como en un suspiro, nos hemos plantado en el año 2020, un cuarto de siglo desde que Tiempo de Recuerdos, La Granja-Valsaín, 1850-1950 viera la luz.



La historia del municipio a través de sus crónicas fotográficas, iluminada para el nativo y también para el recién llegado.

Libro de éxito que agotó dos ediciones y que preside innumerables salones de la gente de La Granja y Valsaín. Hecho con la colaboración y el entusiasmo de muchas personas que ya hoy no están entre nosotros.

A todos ellos nuestro más sincero homenaje y recuerdo.

Y para celebrar este cumpleaños, muchas sorpresas.

La primera es la colaboración de uno de los grandes nombres de la refotografía española, Alfredo Moreno, que nos deja dos de sus obras. Dos pequeños poemas visuales que juntan pasado y presente para traer a los que ya no están, pero que sí estuvieron.

Para recordarnos que andamos sus pasos y habitamos sus espacios.

Dos refotografías que nos hablan de legados, del ellos al nosotros.

¡Feliz 2020!


Clase de toreo. Jardines de palacio, 1882. Col. Luis Comyn. Refotografía de Alfredo Moreno.


Encuentro en la explanada de Palacio, 1897. Col. Conde de Albiz. Refotografía de Alfredo Moreno.




jueves, 19 de diciembre de 2019

EL PALACIO DE ¿BALSAIN?


La fotografía de esta entrada pertenece al archivo Zuloaga, que se encuentra depositado en el Museo de Segovia (Museo Zuloaga, San Juan de los Caballeros).

Uno de los archivos fotográficos más personales de Segovia es el del ceramista Daniel Zuloaga Boneta (1852-1921). Reconocido ceramista utilizó la fotografía como inspiración para sus diseños, trasladando, en muchas ocasiones, sus tomas fotográficas a su labor artística.

Su archivo fotográfico, en proceso de digitalización, nos ofrece verdaderas joyas del pasado segoviano y es clave para entender su obra artística.

Suya es esta fotografía de los restos del palacio de Valsaín, tomada probablemente antes de 1906 en la que podemos apreciar el estado de conservación del monumento.


Restos del palacio de Balsaín. Daniel Zuloaga, hacia 1905. Archivo Zuloaga, Museo de Segovia.


Y gracias a las técnicas modernas de digitalización descubrimos un misterio añadido que encierra esta preciosa toma. Tras recibir el archivo digital de la fotografía me entretuve en disfrutar de sus más mínimos detalles, hasta  el punto de descubrir algo llamativo: bajo las cornisas de las cubiertas se aprecian unas inscripciones.

El programa photoshop nos permite ampliar la imagen y retocar sus parámetros de contraste y luminosidad hasta hacer visible algo que la simple mirada no es capaz de ver, aún a costa de distorsionar la imagen original. Pero el experimento, en ocasiones, vale la pena. Como en este caso.

Vamos a fijarnos en la primera ventana de la izquierda del piso superior. A su derecha, bajo la cornisa, aparece lo que claramente es una inscripción, aunque de difícil legibilidad. A su derecha también podemos apreciar una segunda.




Detalle planta superior.

Para intentar descifrar el texto vamos a acotar y ampliar la imagen, esta vez cambiando sus parámetros de contraste. Este es el resultado.



Detalle planta superior con retoque fotográfico.

Ahora se puede ver que efectivamente son dos inscripciones y parece bastante probable que la de la izquierda sea: Balsain (aunque la i aparece bastante difusa).
Así tenemos que en los paños de ladrillos se encuentran cuatro inscripciones, siendo la de la izquierda "Balsain" y las otras tres son muy difíciles de transcribir.
A partir de aquí entramos en el terreno de las especulaciones. Quién las hizo? Cuando se hicieron?
Lo que no cabe duda es que en los primeros años del siglo XX estas inscripciones se podían leer en los restos del palacio, ahora sí, de Balsaín.

























Detalle de la inscripción.

SEGOVIANOS FRENTE AL HORROR DE LA GUERRA


Las fotografías de esta entrada proceden de la Biblioteca Nacional (BNE), que permite su reproducción con fines exclusivamente educativos y culturales.

Nos remontamos a los primeros meses de la guerra civil y nos situamos en Madrid. El fotógrafo alemán Walter Reuter recoge la llegada de un pequeño y heterogéneo grupo de fugitivos de las provincias de Segovia y Ávila que han conseguido llegar hasta la capital republicana. Mujeres, niños y ancianos que, con un mínimo de equipaje, han conseguido sortear las líneas del frente y alcanzar una ciudad asediada, pero más segura que los pueblos que han abandonado.

Rostros que reflejan el sufrimiento y el horror de la guerra. Los hombres quedaron atrás.

Son fotografías anteriores al 17 de noviembre de 1936, probablemente tomadas en los últimos días del mes de octubre.




























Llegada a Madrid de un grupo de evadidos de Segovia y Ávila. Walter Reuter, octubre-noviembre de 1936. BNE. Archivo Guerra civil.




















Fugitivos de Segovia en Madrid. Walter Reuter, octubre-noviembre de 1936. BNE. Archivo Guerra civil.




















Fugitivos de Segovia y Ávila en Madrid. Walter Reuter, octubre-noviembre de 1936. BNE. Archivo Guerra civil.



Evadidos de Segovia. Walter Reuter, octubre-noviembre de 1936. BNE. Archivo Guerra civil.



Evacuación. Walter Reuter, octubre-noviembre de 1936. BNE. Archivo Guerra civil.



Fugitivos de Segovia y Ávila en Madrid. Walter Reuter, octubre-noviembre de 1936. BNE. Archivo Guerra civil.